Estrategias de aprendizaje, ¿Existe la estrategia que soluciona todo?

IMG_20151119_Sesion7MADU

 

Es importante recalcar factores que ayudan a la toma de ¿cuál es la mejor estrategia metodológica para enseñar?, mi visión de la práctica con la teoría se encontraban mal fundadas por el hecho que no nos realizamos las preguntas adecuadas, expuestas en la publicación anterior; sin embrago, es un tema bastante extenso por descubrir toda su magnitud y alcance que puede llegar a tener al realizar.

PÁRRAFO EXTRAÍDO DEL MÓDULO ESTRATEGIAS DEL APRENDIZAJE:

El profesorado tendrá que preguntarse ¿qué visión de la sociedad o de la realidad queremos construir?, ¿cuál es nuestro proyecto de vida?, ¿qué entendemos por enseñar y aprender?, ¿qué funciones le asignamos a nuestro proceso de enseñanza? Como señala Freire (1994), habrá que tener en cuenta que métodos, técnicas de enseñanza o materiales didácticos deben estar en coherencia con los objetivos, con la opción política, con el sueño e ideal del que está impregnado el proyecto pedagógico.

 

Muchos de nosotros como docentes, somos conscientes que debemos inmiscuirnos más en el entender las estrategias de aprendizaje que permitan mejorar nuestra docencia, si le damos un desasosiego  a lo que hacemos, pues, no llegaremos a ser profesores; solo seremos entes que hablan sin sentido y sin llegar a ningún lado. Es importante entender que nuestro alumno es el centro y que nosotros debemos ayudarlo a mejorar, formarlo con amor y con entrega, ya que son ellos quienes están dándonos la potestad de influir en su vida estudiantil.

Entonces para descubrir una buena estrategia es importante reflexionar sobre todas las cuestiones que nos hemos planteado, para utilizar una estrategia es importante conocerla bien, saber el momento oportuno para utilizarla, que se encuentre al alcance de todos y algo fundamental conocer sobre la estrategia sus limitaciones, ventajas, se debe tomar en cuenta también de factores externos como el tiempo, la asignatura, el número de estudiantes que tenemos, para evitar errar en técnicas inadecuadas o poco productivas.

Se logrará tener buenas estrategias metodológicas  solo practicando y sustentándose en bases de conocimiento, (Kegan 20013 y Bain 2007) señalan  que el estudiante transita por diferentes estadios, categorías o niveles de conciencia entonces indican 4 niveles desde el más básico: nivel uno, memorizan conceptos, teorías ,etcétera, los llaman “sabedores de los aceptado”, nivel dos, en este nivel los estudiantes creen que el conocimiento es un asunto de opinión “sabedores de lo subjetivo” utilizan los sentimientos para razonar, nivel tres, ya utilizan criterios para razonar se inmiscuyen en la disciplina del aprender “sabedores de procedimiento”, nivel cuatro,  son pensadores independientes, críticos, creativos, son capaces de tomar iniciativas, tener en cuenta estos niveles permite valorar las estrategias adecuadas para ponerlas en marcha.

Es verdad que existen un sin número de estrategias para utilizar, pero no existe una varita mágica para decir ¡esta es la adecuada! , depende de nosotros como docentes poner en marcha el funcionamiento y la preparación de aquella, que nos permita forma y tener en cuenta el aprendizaje formativo de nuestros estudiantes.

 

ESTRATEGIAS DE ENSEÑANZA

IMG_3881

La estrategias de enseñanza del módulo tres del MADU, permite visualizar preguntas claves que muchas de las veces pasan desapercibidas, como son: ¿por qué enseñar de esa manera?, ¿para qué?, ¿ cuál es la finalidad de mi enseñanza, ¿dónde quiero llegar?, y una que agrego personalmente ¿Satisface esa estrategia mi grado de habilidad para enseñar?

Son preguntas que muchas veces pasamos por alto sin concebir lo que internamente puede abarcar, es un núcleo especifico que permite realizar estrategias óptimas y adecuadas.

EL SIGUIENTE PARRAFO ES EXTRAÍDO DEL DOCUMENTO DEL MADU, ESTRATEGÍAS DE ENSEÑANZA:

Las opciones metodológicas representan, en cierto modo, el pensamiento del profesor sobre lo que es enseñar y aprender, brindan una red de relaciones entre las múltiples opciones a tomar. Por tanto, están relacionadas con cada práctica, con cada situación de enseñanza y aprendizaje conformada por seres diversos e irrepetibles. Las estrategias metodológicas se sustentan en el modo de entender la enseñanza y el aprendizaje, por ello necesitamos reflexionar sobre las concepciones que dan lugar a opciones metodológicas diferentes (Margalef, 1998; 2004).

Se debe tener en cuenta que las estrategias permitan al alumno extraer la esencia del aprendizaje, es decir, que desarrolle aptitudes profesionales con mayor potencial que solo dominar contenidos; sino,  estimular su pensamiento, Integrar la teoría con la práctica preferentemente en casos reales, incorporar diferentes recursos. Esto permite llegar a un nivel en el que el alumno se siente responsable de su aprendizaje y el profesor como colaborador.

Cuando se desarrollan estrategias que permiten al profesor colaborar más estrechamente con el alumno, aquel es capaz de involucrarse más haciendo experiencia propia que el conocimiento puede auto-desarrollarse. Los estudiantes entonces comienzan a tomar su rol en aquella línea y ser partícipes de su propio aprendizaje siendo activos y más autocríticos, permiten ser constructores y llevar a cabo su enseñanza a nivel de adecuación para la difícil vida profesional.

La estrategias planteada por el profesor; es algo más que, una inefable aspiración, debe transformarse en un instinto capaz de ser participe en cada momento requerido, teniendo así un abanico instrumentos o recursos para acaparar las más exigentes situaciones, que pueden darse a lo largo del hermoso camino de enseñar.

ESCRIBIR CORRECTAMENTE

Para escribir correctamente se debe tener bases en reglas gramaticales, escribir correctamente no es algo superficial, va más allá que imprimir las palabras en una hoja, es entender la importancia del lenguaje y lo fundamental que es para exponer nuestros: pensamientos, ideas, sentimientos y conocimientos.

Escribir correctamente permite al individuo comprender una identidad propia del ser humano como es el arte de escribir, por muchos años el hombre se ha comunicado en distintas maneras siendo la comunicación escrita la más utilizada en bases a la exposición de distinto género literario.

Para escribir correctamente se necesita primero visualizar  el tema que se abordará, tener las ideas principales y las ideas secundarias para estructurar el contenido que sea claro, preciso y eficaz para exponer lo que deseamos permitiendo al lector inmiscuirse en el tema sin necesidad de esfuerzo.

Tomar en cuentas las distintas etapas al escribir solidificará el mismo, sin dejar  de lado las reglas que se encuentran en la Real Academia de la Lengua como son: la ortografía, la acentuación, la puntuación, la correcta ubicación de mayúsculas y minúsculas, los prefijos, los sufijos y no menos importante saber que se va a escribir.

Al realizar un escrito, existen problemas que desencadenan en la poca comprensión del lector perdiendo así su interés. Los problemas que suelen estar presentes con mayor frecuencia son: propiedades léxicas o construcciones sintácticas, sumándose el desinterés por aprender a escribir correctamente.

Muchos se preguntarán, ¿acaso las reglas gramaticales no son suficientemente claras?, esto no se debe a falta de claridad en las reglas gramaticales, más bien, a una cadena que se desata al encontrarse nuestra lengua en profundo cambio y actualizaciones incorporándose constantemente.

Es importante entender que para escribir bien se necesita la práctica constante, así mismo, la lectura permitirá enriquecer el léxico y aumentar sus propios conocimientos, ir de la lectura  a la escritura y viceversa transmite seguridad para consolidar el conocimiento, grandes obras literarias se han escrito plasmando ideas, respetando las leyes gramaticales y entendiendo a la escritura como un arte de valor ilimitado.

IMG_3225